Cómo funciona un ablandador de agua?

La finalidad de un ablandador de agua es reducir el nivel de cal en el agua corriente a niveles aceptables. Como es sabido, un nivel de cal demasiado elevado puede ser nefasto para la calefacción, grifos, lavavajillas, lavadoras y tuberías.

El agua suavizada tiene la propiedad de que permite lavar mejor usando menor cantidad de jabón o detergente. Incluso al tomar un baño o una ducha el usuario nota que no es necesario utilizar tanto champú o jabón y que el agua parece más suave.


Un ablandador de agua es ecológico. Lavar con agua suavizada permite reducir la cantidad de jabones o detergentes utilizados. ¡De esta forma, se evita el vertido de decenas de quilos de fosfatos, detergentes y complejos químicos a nuestros desagües!

Sin embargo, el agua demasiado suave también puede perjudicar las tuberías de metal. Por ello, el ablandador de agua ha sido regulado de tal forma que no elimina toda la cal del agua. De hecho, para la salud también es mejor que el agua contenga pequeñas cantidades de cal.



Un ablandador de agua está formado por tres componentes:


El ablandador - Un soporte cerrado por el que pasa el agua. Aquí se encuentran unos gránulos amarillos, la resina de intercambio iónico, que tienen la propiedad de separar la cal y el magnesio del agua.


El bloque de válvulas - una serie de pequeñas válvulas reguladas eléctricamente dirigen la corriente de agua.


El depósito de salmuera - lleno de sal. A través del bloque de válvulas se mantiene siempre una determinada cantidad de agua en el depósito. La sal se disuelve en el agua hasta llegar a una concentración de aprox. 25 % y forma la salmuera. El depósito de salmuera de un ablandador doméstico puede contener de 25 Kg. a 100 Kg. de sal. Para un lavavajillas tan sólo se necesitan de 1 a 1,2 Kg. Una vez que la concentración de sal en el agua llega a aprox. 25 %, se interrumpe el proceso de disolución y el resto de sal se queda en forma de grano.

 
       
 
 
nederlands français english deutsch español italiano